martes, 20 de octubre de 2009

Aquella noche



Hoy no he podido dormir, son las 3 A.M., solo escucho las campanadas de la iglesia cercana reiterando la hora, doy unas vueltas mas a la sábanas para intentar conciliar el sueño, pero me es imposible, me siento al borde de la cama para no sentirme preso de las pesadillas que danzan en mi mente,
-¿que será de mi, si llego a cerrar los ojos?- aquel sentimiento viene acompañado de un escalofrío que recorre mi espina hasta las pupilas, me levanto para servirme una copa de vino, para así calmar los nervios...
se que algo vendrá o pasará, pero...¿Cuándo, Que o quien?,

-entre sorbos viene la calma- me repito a mi mismo mientras empiezo a sudar,
los árboles danzan en la calle al vaivén de la brisa, tiritan de frío, lloran los adioses... lo sé.

agito la copa para distraer la mente, observo su textura, absorbo su aroma, pero la luz se lleva mi atención, parece estar enfocada en una foto antigua a blanco y negro, bebo de la copa y mis ojos recorren la imagen, otro escalofrío mas intenso...

-¿Por que me llamas? y no das la cara?-

la agitación se hace presente, no puedo respirar, lagrimas y sollozos entrecortados, solo puedo contemplar aquella imagen, parece un imán que se aferra al magnetismo de mi pasado.
Parece mentira la verdad que observo, están todos, pero... ¿yo? ¿donde quede?¿en que momento me he llegado a perder?, si el camino no esta hecho y mis pies aun no se cansan, ¿o yo seré el único que queda?...

Unos pasos se oyen a lo lejos y a lo cerca, retumban en mi cabeza y mi corazón se acelera en cada pisada, ¡ya viene!, ¿¡Quien es!?, me acerco poco a poco al espejo de mi habitación...
un pálido suspiro sale entre la comisura de mis labios.

- Ha dejado de latir...-

0 comentarios:

Publicar un comentario